Serr COCREAR es una Consultora y Escuela de Coaching Ontológico. Realiza cursos de formación y entrenamientos en coaching personal y empresarial, inteligencia emocional y comunicación con el fin de desarrollar la efectividad, bienestar y relaciones de las personas, equipos y empresas. Capacitación y consultoría organizacional.

RefleAccionar: Reflexiones para la Acción...

 REFLEXIONES

  

  

SOLTAR


Esta frase: "Entrénate en soltar aquello que tienes miedo de perder" la escuché la semana pasada, en la película Episodio III, de la guerra de las galaxias.


Me pregunté ¿qué cosas, que nos producen inefectividad y malestar tememos perder?

 

Estas son algunas de las respuestas que encontré y quiero compartir contigo:
 

La razón: Peleamos por tener razón, como si en ello se nos fuera la vida. En cierto sentido es así: Si vivimos en el paradigma de "pienso, luego existo"; si mi pensamiento y mis razones son cuestionadas, mi propia existencia lo es.

"Las convicciones son cárceles." Federico Nietzsche


"La cosa más maravillosa que podemos experimentar es el misterio." Albert Einstein

Viejos hábitos: Aprendimos a hacer las cosas de determinada manera, y, muchas veces no actualizamos esa manera de hacer. Sin embargo, en un mundo cambiante, y como seres cambiantes que somos, lo que en una circunstancia pudo dar un muy buen resultado, actualmente puede no funcionar igual.

"Las cadenas del hábito son demasiado débiles para sentirlas hasta que son demasiado fuertes para romperlas." Samuel Johnson

Nuestras explicaciones: Cuando no obtenemos lo que queremos, aquellas cosas que nos importan, nos damos excelentes explicaciones del por qué no lo logramos. Nos quedamos conformes con las explicaciones... y nos resignamos a no alcanzar los resultados que son importantes para nosotros.

"Nunca sabemos qué sucederá a continuación; tampoco sabemos por qué sucede lo que sucede. Inventamos explicaciones individuales, familiares, nacionales, religiosas o culturales. Queremos saber para poder predecir, para elegir un curso de acción o para intentar controlar nuestra vida, aunque sea un poco. Pero la verdad es que no sabemos." Janet Cedar Spring

El pasado: Creemos que porque algo "malo" sucedió una vez, seguramente volverá a sucedernos en una circunstancia similar. Entremos al presente defendiéndonos de un pasado que ya no existe, y proyectándolo hacia el futuro, generando, de esta manera, una profecía autocumplida.


Soltar tus razones te permitirá encontrar nuevas razones compartidas, soltar tus viejos hábitos te permitirá ser flexible y adquirir nuevas maneras de hacer, soltar las explicaciones tranquilizadores te permitirá lograr mejores resultados, soltar el pasado te permitirá diseñar un futuro a tu medida. Soltar no es perder... sino abrirte a incorporar algo nuevo.  


Gracias por tu atención.


 Pablo Buol
 


 

Competencias Genéricas

COMPETENCIA:  El conjunto de conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes cuya aplicación se traduce en un desempeño superior, que contribuye al logro de los objetivos.

Competencias Técnicas o Específicas.


Para ejercer cualquier profesión (ingeniero, médico, contador, etc.) es necesario haberse capacitado en los conocimientos técnicos de dicha profesión... desarrollar las competencias específicas para el ejercicio de esta actividad o puesto de trabajo.
Esto no es ninguna novedad. Sin embargo es importante comenzar a darnos cuenta que estas competencias específicas son necesarias, aunque no suficientes, para el ejercicio profesional o el desarrollo efectivo de los puestos laborales.


 Para lograr la excelencia tenemos también que desarrollar habilidades para conversar, coordinar acciones, negociar, liderar, tomar decisiones, etc. Estas son las que llamamos competencias genéricas.

"La competencia se define como una característica subyacente en una persona, que está causalmente relacionada con una actuación exitosa en un puesto de trabajo." Boyatzis

Competencias Genéricas.


Las Competencias Genéricas son aquéllas que tienen que ver, no con lo técnico, sino con lo esencialmente humano. O sea, son todas aquellas habilidades y recursos que todos tenemos, al menos en potencia, por el simple hecho de ser humanos. Y, por lo tanto, tienen incidencia en todas las áreas donde las personas nos movemos.


Ahora, tener estas habilidades en potencia, no significa tenerlas desarrolladas. Generalmente no nos damos cuenta la diferencia que haría en nuestra vida el poder entrenarnos en estas competencias genéricas. Y muchas veces insistimos en hacer más de lo mismo... y logramos más de los mismos resultados que no nos satisfacen.


¿Cuáles son estas Competencias Genéricas? Podemos agruparlas en Competencias Personales, y Competencias Relacionales. Veamos algunas:


COMPETENCIAS PERSONALES: Tienen que ver con el desarrollo de la inteligencia emocional, la proactividad, nuestro nivel de pensamiento, la toma de decisiones, nuestra disposición al aprendizaje, a cómo enfrentamos los obstáculos y diseñamos nuestro futuro.


COMPETENCIAS RELACIONALES: Son aquellas que entran en juego con las otras personas: Nuestra capacidad de comunicarnos, escuchar al otro y hacernos escuchar, coordinar acciones con otros tanto como integrante de un equipo como en posiciones de liderazgo, la habilidad para negocias, resolver conflictos, generar una visión compartida, etc.

Entrenamiento.


Estas habilidades, que todos tenemos, pueden y deben desarrollarse. No las aprendimos en nuestro hogar, no las entrenamos en la escuela y tampoco en la universidad.


¿Cómo aprender a desarrollarlas? Nosotros proponemos una posibilidad, a través de nuestros cursos. Sin embargo, no hay un sólo camino, sino muchos. Lo importante es que encuentres el tuyo.


Pablo Buol

"La excelencia depende más de las competencias emocionales que de las capacidades cognitivas." Daniel Goleman

 

"Gran parte de los problemas de efectividad y sufrimiento que enfrentamos en el mundo actual (de las organizaciones y en la vida personal) está relacionado con incompetencias que presentamos en la forma de conversar y relacionarnos con otros. Por ejemplo, es posible encontrar equipos de trabajo altamente competentes en lo técnico que sin embargo presentan problemas de confianza que hacen difícil la coordinación de acciones, problemas de resentimiento que generan culturas de rumor o problemas de resignación que hacen imposible aprovechar las oportunidades que ofrece el futuro."
Julio Olalla


 

JUEGO DE LA VIDA

"Trabajo y juego pueden no ser diferentes. Cuando pones toda tu energía y tu corazón en el trabajo, la diferencia con el juego se disuelve." Shakti Gawain

Cuando escuchamos la frase "la vida es como un juego", generalmente lo asociamos a un juego de azar. Sin embargo podemos ver varios elementos que están presentes en todo juego, como en la vida. Veamos algunos:


LIMITES: No existe juego posible si no hay límites, los límites definen el escenario del juego. De forma similar, la vida se nos presenta mediante límites, tanto espaciales como temporales.


REGLAS: Todo juego, para ser jugado, precisa de reglas claras y definidas. Si cambiamos las reglas, el juego cambia. De la misma manera la vida tiene sus reglas. Algunas las conocemos, otras no. Algunas las vamos aprendiendo en el cotidiano vivir, otras van evolucionando con el contexto histórico y social. Es importante darnos cuenta que el desconocimiento de una regla no nos exime de la misma.


 JUGADORES: Obvio ¿no? ¿Acaso podría haber juego sin jugador? En el juego de la vida, cada ser viviente es protagonista.


ACCIONES: Son las que permiten que el juego se desarrolle. Si no hay acción, no hay movimiento, no hay resultado. Igual sucede en la vida: son nuestras acciones, y las de nuestro entorno, las que generan resultados.


 ESTRATEGIA: Tanto en el juego, como en la vida, accionamos en base a estrategias. A veces son estrategias pensadas y planificadas... otras, estrategias automáticas que repetimos en forma casi inconsciente. La estrategia que adoptemos es la que define el rango de acciones posibles, y por supuesto, los resultados finales. La primera norma para una estrategia acertada es tener una visión clara del escenario del juego y los objetivos que queremos lograr.


Por estas similitudes que encontramos entres nuestras actitudes dentro del juego y en la vida cotidiana, es que utilizamos, en nuestros entrenamientos, juegos de dinámicas de grupo.


Pablo Buol

"Todo sistema social descansa en determinadas normas de funcionamiento, sean estas formales o informales. Es lo que llamamos “reglas de juego”. Hay juegos muy diferentes: algunos de ellos tienden a promover la confianza entre los miembros de un sistema, mientras que hay otros que tienen el efecto contrario, el de corroerla. Un sistema que estimula la cooperación desarrollará confianza; en cambio, un sistema que estimula la competencia entre sus miembros provocará formas diversas de desconfianza.
Las normas de comportamiento no sólo determinan los juegos o prácticas sociales básicas en los que los miembros de un sistema se verán comprometidos; también definen los comportamientos obligatorios, prohibidos y permitidos…
Toda organización, toda empresa, tiene también sus propias normas de comportamiento, y éstas influyen en el nivel de confianza de sus miembros. Mientras más confusas sean, y más arbitrariamente sean aplicadas o consideradas, mayor será la desconfianza con la que se opere." Rafael Echeverría

El Coaching ontológico

El Coaching Ontológico es un proceso fundamentalmente liberador del sufrimiento y de las creencias condicionantes que nos limitan. Nos conecta con nuestros recursos y con nuestra capacidad de intervenir en el mundo, logrando mayor bienestar y efectividad en el logro de los resultados que nos importan.

El Coaching Ontológico desarrolla la actitud y la aptitud para generar nuevas ideas, para crear nuevas posibilidades, para descubrir nuevos significados, para inventar nuevos caminos, para encontrar nuevas conexiones, ya sea en el nivel individual o en el social. Es poder "soltar" lo seguro-conocido, para iniciar un "viaje" a la región de lo "aún no explorado", para atreverse a diseñar un por-venir acorde a nuestras inquietudes.


Curso Coaching

Certificación en Coaching Ontológico:


Las personas que aprenden coaching tienen en su repertorio la capacidad para empatizar, para escuchar, para guiar hacia una visión ambiciosa a las personas con las que se relaciona, para hacer las preguntas más poderosas, para extraer el máximo potencial de sus colaboradores, para influenciar más efectivamente en sus pares y en sus jefes a través de una conducta más integradora y cohesionadora.

Sin duda, aprender y entrenar las habilidades de coaching implica unos beneficios radicales para toda persona, y supone un antes y un después en su vida y en su carrera profesional. Estos son los beneficios más comunes:

+ Aumenta su seguridad y autoconfianza.
+ Se convierte en una persona más influyente en su entorno, con más capacidad de liderazgo y efectividad.
+ Potencia su inteligencia emocional: empatía, asertividad, control emocional.
+ Conoce mejor sus fortalezas y debilidades.
+ Conoce las palancas que movilizan a las personas hacia el cambio.
+ Aprende a extraer el máximo rendimiento de las personas a su cargo.
+ Deja una huella positiva en los equipos con los que trabaja.
+ Le hace progresar en su carrera profesional.
+ Aprende a lograr resultados extra-ordinarios en su vida.

No cabe duda, por tanto, que una persona que no tenga habilidades de coaching estará perdiendo un porcentaje altísimo de su potencial. Quedará seguramente estancado profesionalmente en el mejor de los casos, cuando no marginado o despedido. En un mundo vertiginoso donde el cambio es lo único permanente, el profesional formado en coaching sabrá gestionar dichos cambios con mayor éxito, y sabrá conectar con más profundidad con las necesidades de las personas con las que trabaja y se relaciona.

Efectividad, Bienestar, Poder, Libertad... son los cuatro pilares del coaching que una persona debe dominar si quiere alcanzar sus máximos niveles de desempeño, motivación, logros y calidad de vida.

Contáctese con nosotros:

Por email: cocrear@cocrear.com o cocrear@yahoo.com
 
WhatsApp: (+502)54051099