Serr COCREAR es una Consultora y Escuela de Coaching Ontológico. Realiza cursos de formación y entrenamientos en coaching personal y empresarial, inteligencia emocional y comunicación con el fin de desarrollar la efectividad, bienestar y relaciones de las personas, equipos y empresas. Capacitación y consultoría organizacional.

RefleAccionar: Reflexiones para la Acción...

 Respeto

  

"Cuando existe respeto por uno mismo y por los demás; la comunicación se hace más fácil." Rooder Fifighti

  

¿Qué quiere decir "Respeto"? En la época de nuestros abuelos, pedir respeto significaba, algo así como: "haz lo que te digo, y guarda silencio". Pedir respeto significaba una exigencia de sumisión y obediencia. Creemos que esta concepción de respeto está perimida, aunque aún subsiste en ciertos ámbitos o personas.
 

En otros ámbitos también se confunde el respeto con guardar una cierta distancia formal, o mantener un trato que guarde determinadas normas de buena conducta. Creemos que el respeto tiene más que ver con una actitud esencial, que con un trato formal.

"Si crees que no me debes nada, nada me debes, porque respeto todas las creencias y porque todas las creencias son iguales. Todas son creencias." Antonio Porchia

Entendemos al respeto como la "aceptación del otro como un legítimo otro". Esto quiere decir que aceptamos que siente, piensa, actúa, de una manera diferente a la nuestra. Y que esa manera propia es legítima. Esto no quiere decir que estemos de acuerdo. Justamente, el respeto surge como posibilidad desde la diferencia.

“Respeto no significa temor y sumisa reverencia; denota, de acuerdo con la raíz de la palabra (respicere = mirar), la capacidad de ver a una persona tal cual es, tener conciencia de su individualidad única. Respetar significa preocuparse por que la otra persona crezca y se desarrolle tal como es. De ese modo, el respeto implica la ausencia de explotación.”
Erich From

Cuando hay respeto, no hay lucha. No intentamos forzar al otro a que haga, piense, sienta, de una manera distinta. No luchamos por la razón. No hay agresión. Este respeto, que proponemos como predisposición básica en todas nuestras relaciones, genera confianza, libertad, responsabilidad, conciencia.
 

Te propongo, ahora, un espacio de auto-observación y reflexión: ¿Cómo te relacionas con tus padres, hijos, pareja, jefes, empleados, vecinos, etc.? ¿Hay respeto por el otro? ¿Hay respeto por ti mismo?  
Gracias por tu atención.


 Pablo Buol 
 


 

El líder sabe que tiene el poder, pero el poder no lo tiene que hacer equivocar. Hay que ser muy medido con el poder. Se debe respetar a todos por igual y no infundir respeto a través del miedo. El jugador o las personas que ustedes dirigen deben poder expresarse, pero sin desubicarse, ahí está la frontera.


Carlos Bianchi (director técnico de fútbol)

 


 

Cuando operamos bajo el prejuicio cultural inherente a la 'objetividad', no podemos confiar en nuestro interlocutor. Al no establecerse la confianza recíproca en la convivencia, no se despliega la sensación de seguridad entre los agentes en la conversación, razón por la cual se mueve en el que quiere lograr algo la emoción del control y del dominio que niegan al otro y socavan el respeto por sí mismo y por el otro. Estas emociones, creencias y acciones impiden la dinámica de la coexistencia en la mutua aceptación.


Humberto Maturana (Biólogo)

 



Honestidad profunda: implica la autenticidad, la efectividad y el respeto. La clave para lograr ésto es hablar de la experiencia propia y no describir la realidad que me circunda. La honestidad más profunda quita la agresión y habla de un objetivo común. Esto lleva a la humildad, que es saber tomar mis ideas “en bruto” y transformarlas en algo que sirva para la efectividad compartida.

Enjuiciamiento significa que evaluamos a los demás solamente desde nuestras perspectivas, sin considerar la posible validez de las suyas, los evaluamos desde una perspectiva autocentrada, sin considerar que el punto de vista de los demás es igualmente válido y merece nuestro respeto, cuando decidimos cosas por otros, no los estamos respetando, les estamos diciendo que no son lo suficientemente inteligentes o capaces para manejar sus propias vidas. Cuando somos viles en nuestro respeto podemos volvernos dogmáticos o estrechos de mente.


Fredy Kofman

 



He aprendido también algunas otras cosas, por ejemplo, el poder del respeto y darme cuenta que en muchos de nuestros países particularmente en América Latina pero no sólo en ellos, los niveles de respeto son terriblemente bajos. Y el poder que tiene establecer relaciones de respeto se traduce en un inmenso poder en creatividad, en bienestar, en mundos que se inventan.


Julio Olalla

El Coaching ontológico

El Coaching Ontológico es un proceso fundamentalmente liberador del sufrimiento y de las creencias condicionantes que nos limitan. Nos conecta con nuestros recursos y con nuestra capacidad de intervenir en el mundo, logrando mayor bienestar y efectividad en el logro de los resultados que nos importan.

El Coaching Ontológico desarrolla la actitud y la aptitud para generar nuevas ideas, para crear nuevas posibilidades, para descubrir nuevos significados, para inventar nuevos caminos, para encontrar nuevas conexiones, ya sea en el nivel individual o en el social. Es poder "soltar" lo seguro-conocido, para iniciar un "viaje" a la región de lo "aún no explorado", para atreverse a diseñar un por-venir acorde a nuestras inquietudes.


Curso Coaching

Certificación en Coaching Ontológico:


Las personas que aprenden coaching tienen en su repertorio la capacidad para empatizar, para escuchar, para guiar hacia una visión ambiciosa a las personas con las que se relaciona, para hacer las preguntas más poderosas, para extraer el máximo potencial de sus colaboradores, para influenciar más efectivamente en sus pares y en sus jefes a través de una conducta más integradora y cohesionadora.

Sin duda, aprender y entrenar las habilidades de coaching implica unos beneficios radicales para toda persona, y supone un antes y un después en su vida y en su carrera profesional. Estos son los beneficios más comunes:

+ Aumenta su seguridad y autoconfianza.
+ Se convierte en una persona más influyente en su entorno, con más capacidad de liderazgo y efectividad.
+ Potencia su inteligencia emocional: empatía, asertividad, control emocional.
+ Conoce mejor sus fortalezas y debilidades.
+ Conoce las palancas que movilizan a las personas hacia el cambio.
+ Aprende a extraer el máximo rendimiento de las personas a su cargo.
+ Deja una huella positiva en los equipos con los que trabaja.
+ Le hace progresar en su carrera profesional.
+ Aprende a lograr resultados extra-ordinarios en su vida.

No cabe duda, por tanto, que una persona que no tenga habilidades de coaching estará perdiendo un porcentaje altísimo de su potencial. Quedará seguramente estancado profesionalmente en el mejor de los casos, cuando no marginado o despedido. En un mundo vertiginoso donde el cambio es lo único permanente, el profesional formado en coaching sabrá gestionar dichos cambios con mayor éxito, y sabrá conectar con más profundidad con las necesidades de las personas con las que trabaja y se relaciona.

Efectividad, Bienestar, Poder, Libertad... son los cuatro pilares del coaching que una persona debe dominar si quiere alcanzar sus máximos niveles de desempeño, motivación, logros y calidad de vida.

Contáctese con nosotros:

Por email: cocrear@cocrear.com o cocrear@yahoo.com
Teléfonos: (1305)432-2989
WhatsApp: (+502)43942728