Image
 
 
 

10 top artículos de coaching ontológico

 
 
 

Método CORE. Coaching de Competencias


Mejorar el logro de resultados (Método CORE).

¿Le gustaría lograr mejores resultados? ¿Aumentar las ventas, mejorar el trabajo en equipo, ser más efectivo?

 

Es evidente que para mejorar los resultados que obtenemos debemos cambiar las acciones que realizamos (interacciones en el ámbito empresarial). Para ello debemos comprender que dichas acciones e interacciones no son realizadas caprichosamente, sino que son el producto del comportamiento, hábitos, actitudes de la persona o equipo.

A su vez, los comportamientos, individuales y grupales, surgen de las expectativas y decisiones tomadas previamente. Y estas expectativas y decisiones son el producto de las emociones, pensamientos, opiniones, valores, conocimientos y creencias. Los cuales están previamente condicionados por los modelos mentales y emocionales, personales y culturales, de la propia organización como de la sociedad en que ésta se desarrolla.

 

coaching para resultados


Esta pirámide resume el camino básico para llegar a resultados ciertos. La base de todo el entramado se encuentra en los modelos mentales y emocionales, que son producto de nuestras experiencias, cultura, salud, creencias, código ético y moral, educación, etc. y que hemos ido atesorando durante nuestra vida personal, y también están establecidos en la cultura organizacional. Cada equipo de trabajo y empresa tienen sus propios modelos mentales, así como una emocionalidad propia.

¿Qué es lo importante para obtener mejores resultados? Intervenir en aquélla parte de la pirámide que nos está apartando de esos resultados. ¿Cómo? Tal vez lo mejor sea evaluar qué contiene cada porción de la pirámide y tomar decisiones al respecto... pero mientras más cerca de la base de la pirámide se encuentre lo que debemos cambiar, más difícil resultará porque es la parte en que estamos más ciegos para verla.

 

coaching de concienciaEl problema es que no somos concientes del origen del problema, y entonces sólo intervenimos en lo que vemos, o sea, en la parte superior de la pirámide. La conciencia es el espacio en el que ocurre todo darse cuenta, todo percatarse de algún aspecto de la realidad (externa e interna). La conciencia es la puerta que nos permite intervenir para mejorar un resultado, pues no podemos intervenir en aquellos espacios que no podemos distinguir.

 

Si sólo actuamos sobre las consecuencias (los síntomas) nuestra acción será sumamente inefectiva y con efectos en el corto plazo. Para ahondar en las causas debemos ampliar la conciencia para  ampliar la capacidad de acción efectiva, y por ende, el mejoramiento de los resultados obtenidos. Para ello es necesario desentrañar los modelos mentales y emocionales del equipo y sus integrantes, del mismo modo que los modelos culturales reinantes en la organización, pues son estos modelos los que, en definitiva, determinan el resultado logrado.

 

Ahora sí, siendo más concientes de todo el proceso que nos lleva al resultado, podemos desarrollar el nivel más adecuado, tanto sea con una capacitación clásica o a través de un desarrollo de competencias actitudinales, que implica un cambio más profundo. De esta manera aseguramos un buen retorno de la inversión en capacitación o desarrollo de competencias y, en definitiva, un resultado mucho más efectivo y sostenible en el tiempo.

 

El método CORE (base) trabaja justamente sobre esta ampliación/profundización de la conciencia. CORE significa Conciencia por la Observación Reflexiva de la Experiencia. Es una metodología desarrollada luego de años de trabajo en empresas, en capacitaciones, entrenamientos y conferencias. El método CORE focaliza en el logro de resultados efectivos, con bienestar y sustentables en el tiempo; pues investiga, amplía y transforma la base de toda acción: los modelos mentales, emocionales, paradigmas y discursos culturales en los cuales nos movemos.

Desarrollo de Competencias (Método CORE).

Mucho se ha avanzado, en los últimos años, en la gestión por competencias. Sin embargo, queda aún un largo camino por recorrer, especialmente en lo que se refiere a la implementación de políticas y entrenamiento para el desarrollo de competencias.

 

Cuando hablamos de competencias nos referimos específicamente a competencias actitudinales, y no a las llamadas competencias técnicas. Estas últimas tienen más que ver con el área del conocimiento o habilidades técnicas. En cambio las primeras tienen que ver con las actitudes, comportamientos y acciones de los integrantes de la empresa. Las habilidades técnicas son fundamentales para el buen funcionamiento de la empresa, y mucho más fáciles de desarrollar o contratar en el mercado. En cambio, las actitudes del comportamiento son fundamentales para el éxito y crecimiento, y mucho más difíciles de desarrollar o contratar.

 

Veamos algunas cuestiones que deben tenerse en cuenta para implementar un plan de desarrollo de competencias (actitudinales) exitoso, en base al Método CORE.

 

1) En primer lugar la dirección de la empresa debe estar absolutamente convencida de la importancia y beneficios de implementar el plan de desarrollo de competencias. No es un tema de "modas" o impulsado sólo por la gerencia de RRHH. No es necesaria una gran inversión para implementar este plan, y el retorno de esta inversión produce un impacto formidable en el futuro de la empresa.

 

2) En el comienzo del trabajo del diseño, la dirección de la empresa debe definir las competencias claves de la misma. Estas competencias claves, a nivel de toda la organización, no deben ser más de tres o cuatro y, por supuesto, deben ser coherentes con la misión, visión y valores de la organización .

 

3) Cada equipo de trabajo debe, también, definir sus principales competencias a desarrollar. Las mismas estarán de acuerdo tanto con la función del equipo como con los integrantes del mismo. Es fundamental que estas tres o cuatro competencias del equipo sean definidas por las propias personas que lo integran, y no impuestas desde la gerencia. También es importante que, junto con la definición de estas competencias, el equipo defina su propia misión, visión y valores compartidos. Esto último es imprescindible si las personas no han participado en la definición de la misión y visión de la empresa.

coaching competencias4) Una fluida comunicación,  profunda confianza y espíritu de cooperación son las actitudes básicas en toda relación exitosa, tanto en el ámbito personal, como laboral y profesional. Una empresa o equipo con falta o deficiencia en alguna de éstas está destinada a la ineficiencia y un profundo malestar general. Por lo tanto se hace necesario incluir el desarrollo de estas actitudes en todo proceso de desarrollo de competencias.

 

5) Por último, y como base de todo el proceso, está el desarrollo de la conciencia. La conciencia es el espacio en el que ocurre todo darse cuenta, todo percatarse de algún aspecto de la realidad (externa e interna). Esta capacidad de experimentar y responder al entorno y a la propia condición interior es una herramienta básica para la supervivencia de toda persona, equipo y empresa. Sólo podemos intervenir en aquellos espacios de los cuales somos concientes.

 

Podemos dividir el desarrollo de la conciencia en tres aspectos:

  • Conciencia de uno mismo: Implica la capacidad de darse cuenta de las propias emociones, fortalezas, espacios de aprendizaje, intereses, motivaciones, modelos mentales, paradigmas, etc. Es el espacio que permite el auto desarrollo.

  • Conciencia del / lo otro: Podemos definir un equipo como "un grupo de personas con un objetivo en común, y que se necesitan unos a otros para cumplir ese objetivo". La conciencia del otro surge del reconocimiento de dicha necesidad, y de la aceptación del otro como un legítimo otro. La conciencia del otro actúa en el espacio relacional. También incluimos aquí la conciencia de "lo otro", como un espacio de reconocimiento de los recursos disponibles.

  • Conciencia del sistema: Como un espacio de reconocimiento del contexto, la cultura organizaciones,  el discurso histórico y la importancia de una visión sistémica en nuestro accionar.

6) Una vez definidas las competencias a desarrollar se comenzará el entrenamiento para el desarrollo de las mismas. El entrenamiento comienza desde la base de la pirámide (conciencia). El desarrollo de las competencias requiere la "complicidad" de la persona y/o equipo a entrenar. No es posible imponer una actitud a una persona que no cree en ella. Por eso, si no existe un compromiso previo para desarrollar una competencia específica, es necesario trabajar en principio con los modelos mentales y emocionales de la persona o equipo, a fin de desarrollar la conciencia sobre la importancia de la/s competencia/s a entrenar.

 

El Método CORE (Conciencia por la Observación Reflexiva de la Experiencia) propone una metodología de entrenamiento no impositiva y no agresiva, respetando tanto los intereses del individuo como los de la empresa. Es en esta conjunción de intereses, donde se puede lograr los mejores resultados.

 

Autor: Pablo Buol

 
Image

FORMACION INTERNACIONAL EN

COACHING ONTOLOGICO 

 

Presentamos un programa de formación internacional de Coaches Ontológicos Profesionales, orientado a generar un proceso de transformación personal y profesional, aumentar nuestro poder de acción a través del desarrollo de la capacidad para el logro de resultados, habilidades de inteligencia emocional y destrezas de creatividad, liderazgo y comunicación, que permiten formar entrenadores profesionales que puedan desempeñarse en el ámbito personal y organizacional, a traves de la realizacion de entrenamientos, consultoria y capacitacion.

 

Objetivos

 

Desarrollar en el participante las competencias claves requeridas para su formación como coach personal y empersarial, a través de la transferencia de conocimientos, experiencias, metodologías, técnicas y herramientas que desarrollen su efectividad como profesionales del campo del coaching.

  • Incorporar destrezas de inteligencia emocional.

  • Desarrollar recursos y habilidades para el logro de resultados.

  • Disolver conflictos y estados emotivos bloqueantes.

  • Observar creencias propias y del sistema que limitan la efectividad.

  • Adquirir competencias conversacionales para la coordinación de acciones y una comunicación clara.

  • Desarrollar destrezas de liderazgo y trabajo en equipo.

  • Acompañar a profesionales y ejecutivos a través del coaching individual y empresarial.

  • Aprender a rediseñar conductas que permitan expandir tu poder de acción.

  • Lograr una mejor calidad de vida, con mayor efectividad y bienestar.

Ver más información aquí
 

Image

 

Índice de los TOP 10 artículos de Coaching Ontológico:

 
  1. ¿Qué es el Coaching Ontológico?
  2. El proceso del coaching
  3. El Carácter del Coaching Ontológico
  4. Federación Latinoamericana de Profesionales del Coaching Ontológico
  5. ¿Qué es la consultoría de coaching ontológico?
  6. Método CORE. Coaching de Competencias
  7. Biología del Conocimiento
  8. El mundo emotivo y el mundo del lenguaje
  9. Asesinos de la productividad
  10. La empresa emergente
     
 
 
 
 
Facebook       Linkedin    
 
 
 
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -